miércoles, 30 de agosto de 2017

169. AMOR BAJO LA BRUMA


La bruma también tiene su encanto
Durante el corto espacio de tiempo que duró el crepúsculo, pudimos ver, con asombro, como un denso manto de bruma se extendía por todo el valle, envolviendo a su paso cada rincón del bosque por el que plácidamente paseábamos como dos enamorados.

Apoyados en el tronco de un robusto y milenario árbol, decidimos permanecer en aquel lugar, en silencio, ...abrazados, mientras alimentábamos la esperanza de que el tiempo, al menos por esta vez, se pudiera estar deteniendo.

Ya bien entrada la noche, con las manos entrelazadas, continuamos caminando, dejándonos seducir por aquel inquietante ambiente, lo cual, a su vez, nos transmitía un aire misterioso y romántico. Fue entonces cuando tuvimos la certeza de que estábamos destinados a permanecer juntos para siempre, unidos por el amor. 

~~ Paco Fernández ~~



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por Participar en este Blog con tus comentarios.
Se trata de eso,... además de mi opinión, me interesa la tuya. Seguro que tienes algo que decir de lo que pueda aprender.

Para evitar cualquier tipo de SPAM y mensajes ofensivos e insultantes, antes de ser publicado el tuyo, deberá tener mi aprobación.

Un saludo,

Paco Fernández