lunes, 3 de abril de 2017

168. DYLAN, EL FLAMANTE NOBEL DE LITERATURA

Bob Dylan se encamina para recoger su galardón


Hace unos años me gustaba bastante Bob Dylan. Aún hoy me agrada escuchar algunos de sus viejos y conocidos temas. De todos modos, su comportamiento hacía la Academia Sueca y hacía quienes le propusieron, durante varios años, como candidato a la obtención del Nobel de Literatura, no tiene justificación. Aparte de ser un maleducado y de faltar al respeto a la propia Academia, por lo que respecta a Dylan, debe de tratarse de un tipo de lo más raro. Esa es mi impresión. Otro tema, muy discutible por cierto, sería si se merece, no ya el hecho de ser nominado, sino el de recibir el galardón.

De todos es sabido que un gran número de artistas se caracterizan por ser extravagantes y provocadores. No creo que fuese necesario realizar un exhaustivo análisis de la personalidad de Dylan para llegar a la conclusión de que se trata, además, de un sujeto maniático hasta no más poder, arisco y huidizo. Algunos afamados artistas como él, no terminan de entender que su fama tiene un precio, en ocasiones bien alto, y que no pueden escabullirse de determinados actos o eventos que, encima, como es el caso, se organizan para premiar y reconocer su trabajo.

Me pregunto si no sería buena idea anular la concesión del premio a aquellos/@s galardonados/@s (pienso en los Princesa de Asturias y Nobel, por ejemplo), que desde un principio muestren un absoluto desprecio hacía quienes se lo otorgan y anuncien su negativa a acudir a la ceremonia de entrega. Salvo en casos razonablemente justificados, creo que no estaría mal desposeerlos del citado galardón para concedérselo a alguien que se lo mereciese de verdad. En este caso, el cantante y compositor de Minnesota, que se hizo rogar de lo lindo (lo recoge unos cuatro meses después de serle concedido y porque no le quedaba otro remedio), no es el primero que tiene un comportamiento similar y me temo que no sea el último.

En la imagen adjunta, supuestamente, se observa al flamante Premio Nobel de Literatura, con "ropa de camuflaje", accediendo a alguna sala "perdida", dispuesto a recibir su galardón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por Participar en este Blog con tus comentarios.
Se trata de eso,... además de mi opinión, me interesa la tuya. Seguro que tienes algo que decir de lo que pueda aprender.

Para evitar cualquier tipo de SPAM y mensajes ofensivos e insultantes, antes de ser publicado el tuyo, deberá tener mi aprobación.

Un saludo,

Paco Fernández