miércoles, 20 de mayo de 2015

135. LAS ELECCIONES

"En política, querido mío, y vos lo sabéis tan bien como yo, no hay hombres, sino ideas; no sentimientos, sino intereses; en política no se mata a un hombre, sino que se allana un obstáculo."
Alejandro Dumas (1803-1870), escritor francés.
---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Los españoles, para dentro de varios días, hemos sido convocados a votar en unas elecciones que, según todos los pronósticos, serán las más reñidas y ajustadas de nuestra historia democrática. Por lo que parece, el bipartidismo PP-PSOE existente hasta la fecha, ha llegado a su fin, entrando en juego otras formaciones políticas, algunas de muy reciente creación. Todo apunta a que en la mayor parte de las comunidades autónomas y de los ayuntamientos, ningún grupo obtendrá una mayoría suficiente como como para poder gobernar en solitario, por lo que será necesario llegar a algún tipo de pacto entre los distintos partidos. 

Es por ello, por lo que, especialmente en los últimos tiempos, nuestros políticos se están esmerando duramente en convencernos de que los proyectos que tienen preparados sus respectivos grupos son los que más nos convienen, los que nos darán la absoluta felicidad, ayudándonos a vivir mejor, sin privaciones ni sobresaltos que afecten a nuestra ya maltrecha economía, los que lucharán por nuestros derechos y se ocuparán de que no nos falte de nada. ¡La Gloria!. Prometen hasta la extenuación que sus programas - los de cada uno de los partidos -, esos, ni más ni menos, son los mejores para nuestros intereses. Oyéndolos, por separado, al menos por un momento, sin duda alguna, uno puede llegar al convencimiento de que es cierto, de que tienen razón, absolutamente todos, de que nuestra suerte ha cambiado, de que, al fin, la llegada de un Salvador está próxima y no tenemos nada de que preocuparnos. Ellos, los políticos electos, se van a encargar absolutamente de todo. Y harán, claro que lo harán, que Papá Estado funcione como es debido, trabajando por nosotros, por nuestro bienestar. 

Al inicio de la campaña electoral, en todas las ciudades y pueblos del país, se han instalado grandes paneles informativos, con objeto de que todos los partidos políticos pudieran fijar en ellos sus carteles publicitarios. Aún así, a algunos grupos no les ha parecido suficiente, por lo que han decidido utilizar cualquier muro o marquesina en la vía pública para anunciarse, incumpliendo de este modo las órdenes de los ayuntamientos y de la Junta Electoral Central. 

"Las normas están para saltárselas". No estoy muy seguro de que esta frase haya sido pronunciada por una mente "privilegiada" o, simplemente, forme parte de algún dicho popular perpetuado a lo largo de los años. Sea como sea, es una idea que yo no comparto. Más bien, todo lo contrario. Las reglas se aprueban con objeto de que sean respetadas. Son de obligado cumplimiento para todos. Es lamentable que deban existir normas, que sean necesarias. En eso, sí que estoy de acuerdo. Pero, seamos realistas: la legalidad, la honradez, la honestidad,... no son precisamente valores innatos al ser humano, sino el resultado de una educación, de un aprendizaje. En realidad, la gran mayoría de leyes, son totalmente lógicas, de sentido común, dictaminadas con un único propósito: para el disfrute de una sana y pacífica convivencia entre todos nosotros, respetándonos unos a otros. 

Dicho esto, no estaría de más que nos formuláramos la siguiente pregunta: ¿nos debemos fiar de los partidos políticos, de sus candidatos cuando vociferan por doquier lo que saben que gusta oír a su público?. O, mejor aún, ¿debemos fiarnos de algunas formaciones que antes de haber sido elegidas, incluso sin contar aún con representación parlamentaria, se permiten saltarse las leyes, llegando, incluso, en ocasiones, a promover entre sus votantes actividades ilícitas o claramente ilegales según la legislación actualmente vigente?. Mal comienzo es el suyo, cuando ya inician su actividad saltándose las normas, las de su país, un país soberano y democrático, España. Algunos, incluso anuncian sin tapujos que, cuando gobiernen - si llegan a hacerlo, digo yo -, suprimirán tradiciones y costumbres centenarias, muy arraigadas y queridas por la sociedad española, formando parte de nuestra cultura y creencias. Si consiguen llegar al poder, ¿legislaran para los ciudadanos, para beneficio de estos o, simplemente, lo harán teniendo en cuenta sus intereses personales o los de los grupos políticos a los que representan?. Hablan de las “distintas dictaduras” que ha habido hasta el momento, de la que existe actualmente. ¿Acaso quieren implantar la suya propia, hecha a su medida?. La verdad, ¡Para sentir auténtico pánico!. No es de extrañar que algunos personajes públicos - pudientes, claro está - amenacen con emigrar a otros países en caso de gobernar en España determinadas formaciones políticas. Afortunados ellos que pueden hacerlo. Otros no tendrían tanta suerte. Aunque quisieran. 

Ahora bien, el día 24, el próximo domingo, debemos acudir todos - en masa -, acudir a nuestro colegio electoral para depositar en la urna nuestro voto, con el el fin de elegir aquellos que deseamos que sean nuestros representantes durante los próximos cuatro años. Esta vez, quizás con más ganas que nunca, debemos votar. Sin hacernos demasiadas ilusiones, pero votar. ¿...Y, por quién?. Por los menos malos. Por aquellos que, en conciencia, creamos que nos pueden facilitar un poco las cosas y hacernos el menor daño posible. Debemos tener en cuenta de que no existe un grupo político que sea una auténtica panacea. Eso, dejémoslo para los ilusos. Que los hay, ...y muchos. Ojalá acertemos en la elección, porque, si no es así, las lamentaciones y el arrepentimiento, me temo, que de nada servirán.  

Es mi opinión. Se puede estar de acuerdo o en desacuerdo. Tanto, en un sentido como en otro, agradezco cualquier comentario, lo cual, seguramente, será enriquecedor para mí. Muchas gracias por leerme y un fuerte abrazo. Hasta la próxima entrada, espero que de interés para todos.

PACO FERNANDEZ

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por Participar en este Blog con tus comentarios.
Se trata de eso,... además de mi opinión, me interesa la tuya. Seguro que tienes algo que decir de lo que pueda aprender.

Para evitar cualquier tipo de SPAM y mensajes ofensivos e insultantes, antes de ser publicado el tuyo, deberá tener mi aprobación.

Un saludo,

Paco Fernández