viernes, 10 de enero de 2014

102. PADRES QUE, QUIZAS, NO DEBERÍAN SERLO

Tener hijos no lo convierte a uno en padre, del mismo modo en que tener un piano no lo vuelve pianista.Michael Levine - Publicista, escritor y conferenciante estadounidense -
_____________________________________________________________________________________

  • Los niños son como esponjas. Lo copian todo, especialmente de aquellas personas que son sus principales modelos: padres y cuidadores.
  • Hay algunos padres, prefiero pensar que pocos, que no deberían serlo. Mejor, que viviesen su vida sin tener las responsabilidades que implica tener hijos.
  • He visto casos en los que los hijos (pequeños) cuidaban de sus padres, debido a que estos presentaban un lamentable y vergonzoso estado.
_____________________________________________________________________________________

Puede que en alguna otra ocasión haya mencionado el tema que hoy pretendo traer a este espacio. No estoy seguro. Disculparme si no repaso una por una las entradas de mi blog para comprobarlo. De todos modos, de haberlo hecho, estoy seguro que sería de forma muy superficial, sin ahondar en ello. Voy a tratarlo más ampliamente, con más detalle.

Tal vez pueda parecer que exagero con algunas de las afirmaciones que a continuación voy a exponer. No lo hago, en absoluto, os lo aseguro. Llevo trabajando en el taxi unos diez años. A lo largo de este tiempo he visto y he oído casi de todo. Durante mi jornada laboral, pocas cosas hay que puedan sorprenderme. No obstante, algunas, todavía hoy, pueden llegar a horrorizarme, a ponerme los pelos de punta. …No como taxista, como ciudadano, como un mero observador, sino, más bien, como padre. Os garantizo que en más de una ocasión, tras hacer un servicio, me he visto obligado a detener el taxi y aparcarlo durante unos momentos para reponerme y tranquilizarme, para relajarme. Para intentar "digerir" lo que acababa de ver, y hacerlo, a ser posible, sin ninguna implicación por mi parte, desde “fuera”, como de alguien ajeno, al que no le incumbe determinada situación. Pero es duro y, aún así, más de una vez me he sentido emocionado.

Ahí van algunas afirmaciones que luego, tras algunos ejemplos, estoy seguro de que me daréis la razón:

  • A ciertos padres, cada vez estoy más convencido, deberían exigirles para ejercer como tales una titulación (titulación de padres), algo así como un carnet.
  • No vale cualquiera para ser padre. Un progenitor, debe, ante todo ser responsable, preocuparse día a día por aprender a mejorar en el cuidado y en el proceso educativo de su hijo.
  • Cuando uno tiene un hijo, no cabe duda de que la vida le cambia. Es una gran responsabilidad hacerse cargo de él, de su manutención y educación. La vida de “soltero”, de libertad, sin cargos, se ha terminado.
  • Hay que respetar a rajatabla unos determinados horarios para ese nuevo miembro que ha llegado a la familia: de comidas, de sueño, de descanso, de juegos, … No tenemos en casa una mascota (un perrito, un gatito,...). Tenemos un ser humano pequeño que requiere toda nuestra atención y cuidados y que un día será grande y, entonces, en ese momento, se comportará de acuerdo a la educación y atenciones que nosotros le hayamos dado. Padre y madre, ambos, deben llevar a cabo este trabajo, esta labor.
  • Los niños son como esponjas y hacen lo que ven, todo lo copian. Sobre todo de aquellas personas que pasan más tiempo con ellos, es decir, los padres o cuidadores.
  • No se puede entrar en contradicciones con ellos, es decir, si hacen ruido al jugar, (porque son niños, no lo olvidemos), no se les debe mandar callar a gritos, berreando. Perdón por la expresión, “ladrando”.

En fin, podríamos seguir enumerando una gran cantidad de puntos con las obligaciones y los deberes de un padre o de una madre con sus retoños. De todos modos, creo que ya son suficientes para comprender los casos que a continuación voy a tratar de relatar.

Hace un tiempo recibí una llamada para recoger a un cliente en una determinada zona de Oviedo, en las proximidades de un colegio. Al acudir, se me subieron al taxi una chica de unos 30 años con una niña, sin duda alguna su hija, de unos 10. Pronto me di cuenta que la madre, por el olor que desprendía, y por su comportamiento ( su tono de voz, su risa sin motivo,…) que estaba bebida, con una gran borrachera. Debería ocurrir al revés pero, curiosamente, pronto percibí que la niña cuidaba de su madre, estaba pendiente de ella, ayudándole en todo momento. A la hora de pagarme el servicio, le echó una mano para sacar el monedero de su bolso y para darme las monedas, puesto que ella, la adulta, no acertaba a cogerlas. ¡Lamentable!. Desde luego,  no era la primera vez que ocurría, puesto que se veía que la niña se daba perfectamente cuenta de la situación de su madre a pesar de su corta edad. Insisto: la hija ( la niña de 10 años ) cuidaba a su progenitora. ¡El mundo al revés!.

Hace unos días, recogí en una sidrería muy conocida de Oviedo a una señora con un chico, su hijo, de unos 15 años. Exactamente igual que el caso anterior. El muchacho pendiente en todo momento de asistir a su madre. Al llegar a su domicilio, observé que se iba tambaleando hacía el portal. Mientras, yo abriendo las cuatro ventanillas para airear el interior del taxi y que desapareciese aquel desagradable tufo que me había dejado en el coche.
 

Aunque cueste trabajo creerlo, y pido disculpas por si alguien se pudiera sentir ofendido al contar esto aquí, en más de una ocasión he llevado a un padre con su hijo preadolescente a un night club, coloquialmente y, para que todos nos entendamos, a un puticlub. Recuerdo el caso de un señor que comenzó a contarme por el camino, como muy orgulloso, lo que iban a hacer y por qué tenían que llevarlo a cabo. Según él, pretendía enseñarle al chico los secretos del sexo, del "amor", lo que había que hacer al estar con una mujer y como tenía que comportarse con ella. Pero para eso, era mejor, según me decía, que se iniciase con una profesional. Ellas, me dijo, son las que más saben de eso. Seguro, me prometió, sale de allí hecho todo un hombre. 

Esto, me pregunto yo, ¿es ser un padre?. ¿Cómo puede alguien que se dice "padre" hacer estas barbaridades?. A algunos como a este deberían prohibirles ser eso, padres. Yo, personalmente, para mí, este sujeto solo tiene un nombre: ES UN AUTENTICO ANIMAL.

En ocasiones, es  mejor no tener descendencia que tratar a los hijos mal o tenerlos abandonados a su suerte, sin ocuparse de ellos. Incluso, darlos en adopción,puede ser una opción muy acertada. Insisto, aunque suene muy duro, hay padres que ni merecen serlo, ni deberían serlo. Lo que os he contado es lo que he visto y oído a lo largo de los últimos años durante mi trabajo. No creáis que exagero. Más bien, todo lo contrario; en algunos aspectos me he quedado corto, puesto que hay cierto detalles que no me atrevo a ni a contar. 

En la próxima entrada de este blog, relataré una terrible anécdota, totalmente irresponsable, de juzgado de guardia, por parte de una pareja, con su bebé de un año. Me ocurrió hace dos días hacía las 4:00 A.M.
 
Y tú, ¿qué opinas?. ¿Estás de acuerdo?.

 ___________________________________________________________________________________

SIN MUSICA LA VIDA SERIA UN ERROR. - Friedrich Nietzsche -
  • Tema Musical   : Mi Querido Mi Viejo Mi Amigo
  •  Intérprete       :Roberto Carlos
  • Año                 :
  • Género             : Pop
  • Título Album     :  
  • Notas              : Canción que R.Carlos dedicó a su padre

Así Pienso. Así te lo he contado. … En Breve,
Nueva Publicación 
_____________________________________________________________________________________
 ------ >>>>   Mi Perfil en Facebook: http://www.facebook.com/valdepares    <<<<------

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por Participar en este Blog con tus comentarios.
Se trata de eso,... además de mi opinión, me interesa la tuya. Seguro que tienes algo que decir de lo que pueda aprender.

Para evitar cualquier tipo de SPAM y mensajes ofensivos e insultantes, antes de ser publicado el tuyo, deberá tener mi aprobación.

Un saludo,

Paco Fernández