sábado, 18 de agosto de 2012

59. …DE MANIAS Y OBSESIONES

“  La existencia de ciertas manías, quizás pueda considerarse como algo normal. El problema, pienso yo, surge cuando estas comienzan a limitar el tiempo y la seguridad de la persona, convirtiéndose en un problema para ella y para los que con ella conviven.  “
__________________________________________________________________________

¿Por qué somos animales de “ costumbres  fijas “?. ¿Por qué nos cuesta tanto cambiar, hacer las cosas de una manera diferente?. No cabe duda de que las personas, por lo general, actuamos de una forma autómata, instantaneamente. Realizamos muchas de nuestras tareas habituales, como siempre, de un modo inconsciente, sin percatarnos de que existe o  puede que exista otra forma, otro modo de llevarlas a cabo, consiguiendo los mismos resultados e incluso, puede que mejores.

Tendríamos infinidad de ejemplos para enumerar, en los cuales, actuamos de este modo: afeitarnos (comenzando por el mismo lado),  ponernos los pantalones (introduciendo  primero la pierna derecha y luego la izquierda o al revés), cepillarnos los dientes (comenzando de la misma forma), … Igualmente nos comportamos cuando nos desplazamos de un lugar a otro dentro de nuestra propia ciudad. Para acudir a nuestro lugar de trabajo, a un centro comercial, etc., bien sea caminando o en coche, solemos seguir siempre la misma ruta, pasando por las mismas calles. 


No es que sea un comportamiento totalmente unánime pero, insisto,   en todos nosotros, en mayor o menor medida, es muy frecuente que se dé. Para comprobarlo, os hago una propuesta: durante un día entero, observémonos, fijémonos con mucha atención, con gran detalle y minuciosidad , en nuestra conducta, en como hacemos cada tarea y en que orden la llevamos a cabo. En el aseo diario, preparándonos para salir de casa, recogiendo la mesa después de comer, limpiando el baño, haciendo la cama,  durante los desplazamientos, dejando el coche en un aparcamiento, .... Comparemos los resultados obtenidos con la forma en como recordamos haberlo hecho otras veces. ... Seguramente, si lo hicierais, estaríais  de acuerdo conmigo en lo que aquí os estoy comentando.

De todas maneras, considero que esto no suele suponer una grave dificultad para nadie. Es más, como decía anteriormente, ni nos damos cuenta de ello, lo vemos como algo normal, natural. Forma parte de nuestro modo de ser y de actuar. El inconveniente, creo yo, surge cuando ese comportamiento va más allá y llega a afectarnos grandemente a nosotros o a los que nos rodean. Se convierte entonces en una manía u obsesión por hacer las cosas de una forma y no queriendo, bajo ningún concepto, que sean de otra distinta. Puede llegar, incluso, a convertirse en una actitud patológica que, necesariamente, requiera las atenciones de  un profesional de la  psicología o de la psiquiatría.


Comprobar varias veces si hemos cerrado con llave las puertas del coche, levantarnos casi todas las noches para mirar si, una vez acostados, la luz de la cocina la dejamos apagada, regresar a casa para asegurarnos de que, al marcharnos y cerrar la puerta,  hemos girado 4 ó 5 vueltas la llave, ir al salón para verificar si el libro que estábamos leyendo lo hemos puesto en su justo lugar o está en otro, limpiar obsesivamente un mueble que ya lo hemos hecho ayer o esta mañana, abandonar una reunión de trabajo para asegurarnos de que nuestro coche está en la plaza de aparcamiento habitual, no querer pisar las uniones entre las baldosas de la calle, como Jack Nicholson en la película " Mejor, ...imposible ".....  Existen una inmensa cantidad de obsesiones que son mucho más que un verdadero incordio y fastidio, no sólo para quién lo padece, el cual vive atormentado y con gran ansiedad, nerviosismo y stress, sino también  para  sus allegados. 


En la película "Mejor, ...imposible" ( As good as it gets ), de James L. Brooks, protagonizada por Jaks Nicholson y Helen Hunt, se narra la vida de un escritor de novelas románticas que está muy obsesionado, haciéndolo insoportable para el resto del mundo, algo de lo que él se encuentra muy orgulloso. Sin embargo, hay una persona que le trata día a día y es la camarera donde habitualmente desayuna.
___________________________________________________________________________

SIN MUSICA LA VIDA SERIA UN ERROR. - Friedrich Nietzsche -
  • Tema Musical  : Yes Sir, I Can Boogie
  •  Intérprete        : BACCARA
  • Año                 : 1.977
  • Género            : POP/DISCO
  • Título Album    : Yes Sir, I Can Boogie
  • Notas              : 


Así Pienso. Así te lo he contado. … En Breve, 
Nueva Publicación. Te espero ...
___________________________________________________________________________
 ------ >>>>   Mi Perfil en Facebook: http://www.facebook.com/valdepares

1 comentario:

  1. Paco:
    Muy interesante artículo el que has "posteado".
    Mi padre siempre quería variar: al ir a la oficina cambiaba de ruta constantemente, en casa acomodaba -de nuevo- los muebles luego de un tiempo (quizás tras un año, o dos) y así con todo; por ejemplo, nunca repetía menú en la semana o hasta -quizás- diez días, para desconsuelo de mi madre que es la rutina hecha persona.
    Salí a mi padre, lo que me facilita adaptarme a los cambios, o bien generarlos. Mi hermano es lo opuesto a mí, en ese aspecto. Mi abuelo (asturiano él) era rutinario por completo.
    Este fin de semana dieron en el cable la película que enuncias, es excelente, al punto tal que Jack Nicholson ganó un Oscar por ese papel.
    Un saludo cordial.

    ResponderEliminar

Gracias por Participar en este Blog con tus comentarios.
Se trata de eso,... además de mi opinión, me interesa la tuya. Seguro que tienes algo que decir de lo que pueda aprender.

Para evitar cualquier tipo de SPAM y mensajes ofensivos e insultantes, antes de ser publicado el tuyo, deberá tener mi aprobación.

Un saludo,

Paco Fernández