miércoles, 30 de mayo de 2012

51. NUESTRO CICLO VITAL: ENTRE LUCES Y SOMBRAS


“ Hay que aprender a ver el lado bueno de la vida, a tratar de ser felices con lo que tenemos y dejar de sufrir por lo que nos falta. En la vida no se puede tener todo lo que uno desea y tenemos que aprender a vivir en armonía con las circunstancias difíciles. Los problemas, en cierto modo, forman parte de la vida y podemos aprender mucho de ellos si vamos día a día mejorando nuestra Actitud Mental “. Santiago Pazhín – Terapeuta profesional y Monitor de Yoga -
___________________________________________________________________________
Desde que era un adolescente imberbe, he mostrado un gran interés por la psicología  y todo aquello que tuviese que ver con el comportamiento humano, en demasiadas ocasiones, tan difícil de entender y de asimilar. Por lo tanto, a lo hora de elegir un libro para leer, casi siempre he escogido aquellos, escritos por autores, tanto españoles como extranjeros,  de reconocido prestigio, que abordasen este campo, es decir, el psicológico, el del entendimiento de la mente del hombre. En innumerables ocasiones, durante mi larga lucha contra la ansiedad, las enseñanzas recibidas a través de estos, muchos de ellos “ auténticos y verdaderos manuales “, han supuesto para mí una inestimable ayuda.

Dicho esto, lo que a continuación voy a escribir, no es, desde luego, algo nuevo, inventado por mí, sino que es el resultado de un aprendizaje de personas y especialistas con una gran trayectoria llena de experiencia y sabiduría sobre algunos comportamientos o aspectos de  las personas por los que, como decía, siempre me he sentido fascinado, además, por supuesto, de una profunda reflexión personal por mi parte.

No cabe duda de que toda nuestra existencia, se basa en un cúmulo de vivencias y aprendizajes que nos deben ir formando como personas a lo largo de los años. Todo este tiempo,  y debido a la gran cantidad de experiencias que iremos acumulando, nos hacen avanzar, madurar como seres humanos que somos. Esta maduración, desde mi punto de vista, debe materializarse en ser mejores personas en todos los sentidos, aprender a vivir de otra forma, de otro modo, con más tranquilidad, estableciendo un orden de prioridades a la hora de realizar todas nuestras actividades cotidianas. Por otra parte, también es conveniente que nos convirtamos en unos auténticos expertos en  fortalecer valores importantes, tan en decadencia actualmente, como son la solidaridad, la honestidad, la sencillez, el respeto, la empatía, la amistad, los servicios de voluntariado desinteresado, siempre, lógicamente, que dispongamos de tiempo libre para ello, ….

No debemos caer en una sencilla rutina, una monotonía,  basada en la inercia, y limitarnos a ver pasar los días, los meses, los años, … de una forma autómata. De ser así, uno no se forma como persona, no evoluciona, no se desarrolla y lo único que hace es estar esperando que pase el tiempo y que llegue la hora, … su hora, el momento de “marcharse”. No tiene ningún sentido. Las personas que así actúan, desaprovechan “ su vida “, si se puede llamar así.

Veréis : … Yo creo que por una parte, la vida, nuestro ciclo vital, es bastante corto y el tiempo que nos ha tocado estar aquí pasa muy rápido; además, cuantos más años vamos cumpliendo, cuanto más mayores nos hacemos, suele darnos la impresión de que todo va más deprisa, de que lo que acontece a nuestro alrededor nos desborda casi sin que nos demos cuenta.

Podemos pensar que la duración de nuestra existencia se parece mucho a un camino, a un trayecto en cuyo tránsito nos vamos a encontrar de todo: unas veces,  veremos que lo que nos ocurre resulta muy sencillo, que no hay absolutamente nada que nos salga mal; las alegrías y los momentos de satisfacción nos inundan, haciéndonos pensar que la suerte está de nuestra parte, que somos muy felices, muy afortunados y, sin lugar a dudas,  lo somos; que la vida, según la vamos recorriendo,  nos sonríe, nos está tratando de una forma absolutamente óptima, inmejorable; todo es muy bonito y avanzamos sin ningún temor a que la fortuna nos abandone. Caminamos  y vamos progresando por un itinerario sencillo y sin dificultades, por un bendito “camino de rosas”, sintiendo un enorme bienestar personal. La felicidad, el entusiasmo  y la paz interior de la que gozamos, nos parece indescriptible, inenarrable.  Tanto a nivel personal como laboral, puede que sintamos una especie de gran euforia y gozo.

Pero estos sentimientos, esta acumulación de aspectos positivos y maravillosos en nuestra vida, debemos pensar y es lógico que así sea, que no van a durar siempre, no son eternos. A lo largo de este camino, lógicamente, también nos encontraremos una  gran cantidad de obstáculos, de barreras, pareciéndonos algunas de ellas insalvables, que harán que afloren en nosotros momentos de debilidad, sufrimiento,  desesperación y  desánimo. A cualquiera de nosotros, tarde o temprano, por muy bien que estemos, se nos puede presentar un acontecimiento que invierta la tendencia que estábamos viviendo hasta ahora; de estar perfectamente y viendo todo “viento en popa”, de un modo positivo, comenzamos a sentirnos mal, abrumados, desanimados por las circunstancias  o por un determinado suceso que nos deje con la moral “por los suelos ” y pensando que nuestros buenos momentos, nuestra vida feliz y dichosa se ha terminado. Quizás un accidente, una enfermedad o cualquier tipo de desgracia y dificultad, incluida la muerte o desaparición de muchos de nuestros seres queridos.  

Todo ello forma parte de la vida de las personas. Pero, desde luego, lo valiente y la opción más inteligente es aceptarlo todo tal como viene aunque, en ocasiones, pasemos momentos difíciles, los cuales puedan llegar a parecernos imposibles de superar. …Pero, con mucha insistencia y tesón, se pueden dejar atrás. Existen técnicas que nos pueden ayudar enormemente en esta tarea, como son la relajación y la meditación. Yo creo profundamente en estos métodos y procuro practicarlos muy a menudo.  

Por lo tanto, llegados a este punto, podemos hacernos la eterna pregunta e importante pregunta: ¿Es  Posible Ser Feliz?. Si pensamos que la felicidad es un sentimiento, un estado anímico que nos va a durar siempre, yo diría que NO, no es posible ser feliz. Sin embargo, si damos por hecho que a lo largo de nuestra vida vamos a pasar por etapas muy diferentes, llenas de emociones diversas pero que somos capaces de superar cualquier adversidad que se nos presente, por grande que esta sea, entonces diría que SI. Podemos y debemos ser FELICES. Las personas nacemos para la felicidad. Debemos luchar por ella. Debemos ser muy combativos, insistentes con una gran tenacidad con objeto de sobreponernos a las dificultades y continuar caminando y mirando al frente; tratar de no olvidar el pasado pero no permitiendo que el pensamiento de este, nos impida disfrutar plácidamente del momento presente, del aquí y ahora. Eso es lo importante. A veces, esta no es una tarea sencilla pero se puede luchar para conseguirlo. En ocasiones, nos veremos obligados a acudir en busca de ayuda a profesionales de la psicología o terapeutas que nos enseñen determinados procedimientos para superar nuestros problemas de un modo satisfactorio. Con mucha práctica, tesón e insistencia, lo conseguiremos.

Recordemos, pues, que todos tenemos derecho a ser felices; como decía, hemos nacido para ello. …. Pero, ante las adversidades, que las tendremos, debemos aprender a sobreponernos. Solo así podremos conseguir nuestro objetivo: LA FELICIDAD; el disfrute de la vida.

___________________________________________________________________________


SIN MUSICA LA VIDA SERIA UN ERROR. - Friedrich Nietzsche -
  • Tema Musical : Dos Historias Iguales
  •  Intérprete        : LAURA PAUSINI
  • Año                 : 2.011
  • Género            : Pop
  • Título Album    : Grandes Exitos 2.011
  • Notas              :



Así Pienso. Así te lo he contado. … En Breve, 
Nueva Publicación. Te espero ...
___________________________________________________________________________
 ------ >>>>   Mi Perfil en Facebook: http://www.facebook.com/valdepares   <<<< ------

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por Participar en este Blog con tus comentarios.
Se trata de eso,... además de mi opinión, me interesa la tuya. Seguro que tienes algo que decir de lo que pueda aprender.

Para evitar cualquier tipo de SPAM y mensajes ofensivos e insultantes, antes de ser publicado el tuyo, deberá tener mi aprobación.

Un saludo,

Paco Fernández