miércoles, 18 de abril de 2012

50. LO INJUSTA QUE PUEDE LLEGAR A SER LA JUSTICIA

Cuatro características corresponden al juez: Escuchar cortesmente, responder sabiamente, ponderar prudentemente y decidir imparcialmente. - Sócrates -
___________________________________________________________________________

Actualmente, en pleno siglo XXI, yo creo que la mayoría de nosotros, los que formamos la gente normal, la de la calle, los ciudadanos de a pie, opinamos que la justicia no está siempre a la altura de lo que de ella cabría esperar y en demasiadas ocasiones se dictan sentencias judiciales cuanto menos curiosas y que chocan de lleno contra todo tipo de  lógica, con  la opinión mayoritaria de los ciudadanos. Son enormemente contrarias al sentido común.

A modo de ejemplo, cito dos casos:

1.- Unos padres han sido detenidos en Baeza por la Guardia Civil porque no  dejaron a su hija adolescente  salir un fin de semana con sus amigas “de marcha”, ya que estaba castigada por su mal comportamiento. Los agentes echaron mano de un artículo del Código Penal según el cual "se consideraba la posibilidad de que se tratara de una conducta delictiva que atentaba contra el deber familiar de proteger a un menor". Los progenitores fueron acusados de detención ilegal.

2.- Un adolescente de Jaén de 13 años le tiró una zapatilla a su madre durante una acalorada discusión porque el chico no quería hacer los deberes. Ella, le cogió por el cuello y le dio  una bofetada. Resultado: fue acusada y condenada por malos tratos a  45 días de cárcel y a un año sin poder acercarse a su hijo, a su propio hijo. En la sentencia se reconocía que el chico era de un carácter muy difícil y conflictivo. Posteriormente fue absuelta por el gobierno.

Cada vez se están dando más casos similares a estos y sólo un porcentaje muy pequeño de ellos se llegan a conocer a través de los medios de comunicación. ¡Qué país este!. ¡¡Esto es España!!. ¡Increíble!. … De modo que la justicia, por lo visto, se mete en nuestras casas para ver si somos buenos padres, si ejercemos bien nuestra labor educativa, si nos portamos correctamente con nuestros hijos.

Nosotros, como progenitores, tenemos un rol que cumplir, un papel, consistente  en la obligatoriedad de cuidar de ellos, de proporcionarles una manutención, un educación, unas enseñanzas. Esta debe ser nuestra tarea y nuestro empeño en todo momento. Pero, desde luego, ellos, también tienen sus obligaciones con nosotros y con la sociedad; consisten estas en dejarse enseñar, en aprender, no solo materias académicas sino normas, pautas de comportamiento, hábitos de conducta, modales. Hemos de  mentalizar  a nuestros hijos de que, casi desde el mismo momento de su nacimiento, toda su vida estará marcada por unas reglas de obligado cumplimiento. Habrá unas que son de ámbito legal y otras educacionales o de comportamiento con sus semejantes. Pero todas ellas deben ser cumplidas para que haya una correcta convivencia entre cada uno de nosotros y los demás. Deben diferenciar perfectamente lo que está bien de lo que está mal. Por supuesto, también, aprender a ser responsables en todo momento además de coherentes con lo que piensan.

Si me permites, te contaré mi experiencia personal: si yo quiero conseguir que mi hijo Javi haga algo, realice alguna tarea, debo decírselo por las buenas; negocio con él, si es necesario;  tengo de este modo más posibilidades de lograrlo, de convencerlo de que es el momento de realizar tal o cual cosa; sin embargo, por las malas, se empecina tanto y se pone “tan cabezón” que a veces, no puede ser, no hay manera, es imposible. En tal caso, le castigo a no ver la tele, a no ir al parque, … De este modo, él sabe que, si no obedece, tiene unas consecuencias nada ventajosas para él, muy negativas. Se le priva de algo que le agrada. Para otra vez y en una situación similar, se lo pesará dos veces. Actuando así, desde luego, no es que no quiera a Javi, todo lo contrario. Lo hago porque me preocupo por él y por su porvenir; lo estoy educando. No lo secuestro, no lo detengo ilegalmente ni lo maltrato. ¡Qué barbaridad pensar eso!. Le enseño a cumplir unas normas, unas pautas de conducta que, por cierto, en toda casa son necesarias y deben existir. Si no las hay, la vida familiar ahí, es un caos,  una desorganización total, un “desmadre”. Cada uno va un poco “por libre” y eso no funciona nunca.

Familia Feliz
Desde luego, yo creo que ningún extremo es bueno cuando se trata de la educación de nuestros hijos. Por una parte, no se debe maltratar ni pegar a la ligera y si conocemos algún caso en el que esto se produzca, es nuestra obligación denunciarlo. Pero tampoco creo que sea buena idea comportarse como un “pasota” o como la tortuga que se esconde debajo de su concha. Sinceramente, estoy convencido de que esto existe y mucho hoy en día  por parte de algunos progenitores que prefieren mirar para otro lado y no enterarse de lo que hacen sus hijos cuando salen de  juerga, cómo van en los estudios, si asisten a clase, qué tipo de amigos tienen, etc. Desgraciadamente, yo personalmente, y debido a mi trabajo con el taxi, soy testigo de ello y lo veo muy a menudo, demasiado a menudo, especialmente los fines de semana, los cuales muchos jóvenes, adolescentes, tanto chicos como chicas, están tirados y tiradas en los portales vomitando debido a la gran cantidad de alcohol que llevan encima. Algunos, prácticamente en coma etílico. ... A menudo, me pregunto qué estarán haciendo y dónde sus padres. ... Me imagino que durmiendo plácidamente en sus casas. Yo, desde luego, no podría hacerlo. No se puede dejar el futuro de los nuestros, su vida, en manos del azar. Eso es muy peligroso y, tarde o temprano, terminamos pagándolo.

Volviendo al tema inicial que me ocupaba, no veo lógico ni razonable que unos jueces o fiscales, amparándose en unas leyes, en muchas ocasiones desfasadas y faltas de ser recicladas y modificadas,  pidan condenar a muchos padres que no son maltratadores, violentos, si no que lo único que quieren es que sus hijos aprendan y sean educados correctamente. Me pregunto si estos hombres de leyes, con sus hijos, en sus familias, habrán echado mano del Código Penal y todos cuantos artículos existan al respecto para darles una buena enseñanza a los suyos. ...O, quizás, les salieron unos angelitos. ...Lo dudo.

... Que un fiscal se atreva a proponer que una madre que da una bofetada, quizás un cachete, a su hijo, para educarlo, además de pasar 45 días en prisión,  no vea a este en un año; privar a un niño de su amor maternal. ... Y, encima, que el juez  emita una sentencia condenatoria... Lo dicho, ¡¡QUÉ ESPAÑA ESTA!!. ¡¡...ASÍ NOS VA!!.
___________________________________________________________________________


SIN MUSICA LA VIDA SERIA UN ERROR. - Friedrich Nietzsche -
  • Tema Musical : Believe in Life
  •  Intérprete        : ERIC CLAPTON
  • Año                   : 2.001
  • Género            : Pop
  • Título Album   : Believe in Life
  • Notas              :



Así Pienso. Así te lo he contado. … En Breve, 
Nueva Publicación. Te espero ...
___________________________________________________________________________
 ------ >>>>   Mi Perfil en Facebook: http://www.facebook.com/valdepares   <<<< ------

2 comentarios:

  1. Las consecuencias de la falta de responsabilidad por parte de los padres hacia el comportamiento de sus hijos es muy grave y se deberia apoyar a que ellos realicen su labor como en los viejos tiempos. Como profesora, veo todos los días el mal efecto que tiene en los niños la falta de disciplina en casa y es penoso y doloroso. La ley hoy en día parece que está a favor de los criminales y el ser honrado y sincero por desgracia hoy ya no parece una virtud.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Normalmente, creo que el comportamiento de los chicos o chicas en clase puede ser un fiel reflejo de lo que hacen en casa. Pero esta forma de ser se trasmite también a cualquier comportamiento en la calle, con los demás.

      Eliminar

Gracias por Participar en este Blog con tus comentarios.
Se trata de eso,... además de mi opinión, me interesa la tuya. Seguro que tienes algo que decir de lo que pueda aprender.

Para evitar cualquier tipo de SPAM y mensajes ofensivos e insultantes, antes de ser publicado el tuyo, deberá tener mi aprobación.

Un saludo,

Paco Fernández