martes, 25 de octubre de 2011

8. TRASMITIR LA RESPONSABILIDAD Y EL RESPETO.

-->
En la publicación anterior sobre lo peligroso que puede llegar a ser que los niños estén conectados a Internet, quedó clara mi posición en el sentido de que siempre ha de haber un tiempo límite y debemos estar atentos y controlar los contenidos que ven, así como los contactos que nuestro hijos tienen en las redes sociales que utilizan.

Personalmente, creo que debemos inculcarles la idea de que siempre van a tener que estar sujetos a unas normas de obligado cumplimiento. No sólo en lo relativo a la utilización del ordenador, sino en general: en el colegio, en casa, viendo una película en el cine, comiendo en un restaurante, etc. Dependiendo de dónde estén o de qué situación, siempre se encontrarán con unas formas o maneras de actuar, siendo muchas de ellas muy lógicas y aplicables en cualquier momento. Y todo esto, debemos hacérselo ver desde pequeños, desde la más tierna infancia; no esperar a que sean unos adolescentes, una edad un tanto rebelde y difícil, en la que ya no sea fácil encaminarlos de la forma correcta.

Jóvenes Felices de una forma sana
Debido a mi trabajo nocturno, sobre todo los fines de semana ( viernes y sábado ), veo muchos niños de 14, 15 ó 16 años que están hasta que amanece “ por ahí “, de copas. Es decir, son niños, aunque ellos no lo crean así, que deambulan de bar en bar, de pub en pub, tomando, la mayoría de las veces bebidas alcohólicas durante la madrugada, mientras sus padres están tranquilamente durmiendo en casa. ¡ No lo entiendo !. Todos hemos pasado por esas edades tan difíciles, en las que resulta muy importante pertenecer a un grupo y el decir “ NO “ cuesta mucho; no queremos ser rechazados o etiquetados como “ raritos “ por los demás.

Se ven muchas borracheras, hasta el coma etílico, en niños o niñas, terminando algunos de ellos en Urgencias. No me imagino lo que pasará por la cabeza de un padre o de una madre cuando, de madrugada, recibe la llamada de la policía diciéndole que se hijo o hija ha sido llevada al Hospital en una ambulancia. Pero, sí sé lo que yo pensaría, si me ocurriera ( espero que no ), después de reponerme del susto y antes de echarle el sermón: que tal vez, la culpa no es suya, del chaval, sino que hemos sido los padres que no le supimos trasmitir desde pequeño la idea de que había que ser responsable y estar en casa a unas horas más tempranas. Que tenía tiempo suficiente para divertirse con los amigos, sin ser tan tarde, o temprano, según se mire. ...Y además, que hay formas de pasarlo bien siendo uno mismo, sin perder su propia identidad, sin beber como un “ kosako “ hasta perder el control y entrar en coma.

No pretendo con estas últimas publicaciones dar a entender que se debe ser un “dictador“ con los hijos. Todo lo contrario: ellos deben tener cierta libertad, su grado de intimidad, tomar sus propias decisiones ( a veces, aconsejándoles, sobre todo si nos lo piden ), etc. Pero, siempre, como norma general y, muy especialmente, hemos de hacerles ver que se debe actuar CON UNA GRAN RESPONSABILIDAD Y RESPETO HACIA LOS DEMAS.

Habría que convencerle de que él, tiene unos derechos pero también las demás personas tienen los suyos. Y para respetar los de otros, necesita aplicar algunos deberes que él también tiene.

Estoy convencido que, cada vez más, la gente, en general, no solo los adolescentes, piensan que no tienen más que derechos, nunca deberes. Recordemos que, por lo general, donde empieza el derecho de unos, termina el de los demás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por Participar en este Blog con tus comentarios.
Se trata de eso,... además de mi opinión, me interesa la tuya. Seguro que tienes algo que decir de lo que pueda aprender.

Para evitar cualquier tipo de SPAM y mensajes ofensivos e insultantes, antes de ser publicado el tuyo, deberá tener mi aprobación.

Un saludo,

Paco Fernández