miércoles, 19 de octubre de 2011

6. EL INSTITUTO: ¡ QUE EPOCA TAN ESTUPENDA !.

Las personas, los seres humanos, nacemos y a lo largo de nuestra existencia nos vamos desarrollando y pasando por diferentes etapas, durante las cuales se van produciendo en nosotros una serie de cambios, tanto físicos como mentales, que no siempre percibimos hasta pasado un tiempo.
Instituto de Tapia de Casariego
Una de estas etapas y quizás de la más importante es la adolescencia. En ella se experimenta, creo yo, una verdadera trasformación en la personalidad de cada uno que influirá profundamente en el “ nosotros adulto “. Aparte de haber cambios físicos, tanto en chicos como en chicas, hay también cambios importantes en su forma de pensar, de dialogar sobre un determinado tema, etc. Surge la necesidad de debatir, de hablar sobre diferentes asuntos y dar a conocer nuestra opinión. Nos planteamos muchos interrogantes sobre la sociedad, sobre la violencia, sobre las guerras, ...; en definitiva sobre lo que vemos. Llegamos a pensar que podemos “ salvar “ el mundo, solucionar toda su problemática. Sentimos la necesidad de pertenecer a un grupo o asociación con la cual nos identifiquemos.
Por otra parte es una etapa en la que manifestamos una gran capacidad de comunicación y podemos hacer muchos y grandes amigos, permaneciendo, algunos de ellos, en el tiempo.
Dicho esto, quisiera hablar en este escrito y, sin que sirva de precedente, sobre mi adolescencia y, sobre todo, de mi paso por el instituto “ Marqué de Casariego “ de Tapia de Casariego, en el cual cursé B.U.P. Y C.O.U.
Allí pasé, quizás, los mejores años de mi vida. Guardo muchos y muy buenos recuerdos de aquella época.
Tal vez los que me conozcáis penséis que soy un exagerado pero no es así. Desde el primer curso de Bachillerato hasta C.O.U., con la preparación de la Selectividad a finales de curso, han sido para mi unos años inolvidables, llenos de momentos maravillosos, de los cuales algunos me vienen todavía, a veces, a la memoria. Por supuesto que también hubo alguno malo pero esos, mejor olvidarlos y no perder el tiempo pensando en ellos. Al fin y al cabo son muy pocos.
Hecho de menos esta etapa de mi vida y, en cierto modo, me gustaría volver a ella pero, evidentemente, no es posible. Si volviera sería para enmendar, corregir algunos errores o equivocaciones que estoy seguro que también he tenido. Pero, a pesar de ver estos desde la distancia en el tiempo, creo que lo bueno es aceptarlo como algo pasado y que ya no es posible solucionar. Lo que importa ahora es el momento presente, mi presente. Alguien dijo y, si no lo dijo, lo digo yo: “ Para disfrutar de tu presente, olvida tu pasado “.
En definitiva, para mi, la época en la cual pase por el Instituto de Tapia, ha sido MUY IMPORTANTE y, desde luego, muy gratificante. Guardo, tanto de los que han sido mis profesores como de mis compañeros, en general, un grato recuerdo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por Participar en este Blog con tus comentarios.
Se trata de eso,... además de mi opinión, me interesa la tuya. Seguro que tienes algo que decir de lo que pueda aprender.

Para evitar cualquier tipo de SPAM y mensajes ofensivos e insultantes, antes de ser publicado el tuyo, deberá tener mi aprobación.

Un saludo,

Paco Fernández